Consejos para proteger tu piel en verano

La piel es un órgano multifuncional, el más grande del cuerpo, lo cubre completamente. Además de servir como protección contra el calor, la luz, lesiones e infecciones, la piel también regula la temperatura corporal, almacena agua, grasa, es un órgano sensorial, impide la perdida de agua, impide el ingreso de bacterias y actúa como barrera entre el organismo y el entorno.  Adicionalmente su apariencia generalmente refleja la salud y eficacia de sus estructuras subyacentes.

Consejos para proteger la piel en verano:

  • Protege tu piel de la radiación ultravioleta (UV) y usa bloqueador solar: Demasiada exposición al sol es dañina para la piel, debido a que, acelerará el proceso de envejecimiento cutáneo, por lo tanto, la aparición de las arrugas. Las cremas con filtro solar están recomendadas para la óptima protección de la cara y es importante que las uses siempre, aunque sea un día nublado.
  • Evita los solariums artificiales. Si deseas lucir un tono de piel dorado en el verano, prueba con los bronceadores cosméticos o con cremas de auto-bronceado. Obtienes los mismos resultados estéticos sin exponer tu piel a riesgos innecesarios.
  • Evita el consumo de cigarrillo: Este hábito tan nocivo no sólo afecta a tu corazón y pulmones, sino que las toxinas que contiene el humo de los cigarrillos también causan daños a la piel. Muchos estudios han demostrado que la piel de los fumadores se arruga mucho antes, y que son más propensos a padecer cáncer a la piel.
  • Mantente hidratada/o: Es vital para mantener la hidratación corporal, evitando el aspecto áspero y seco de la piel al deshidratarse. Además, una ingesta adecuada de agua ayuda a eliminar las toxinas que se generan en nuestro cuerpo.
  • Utiliza productos de Nutricosmética: La piel necesita básicamente hidratación, nutrición y protección. Busca productos de buena calidad para cuidar tu piel y utilízalos de acuerdo a las indicaciones de cada uno.
  • Mantén tu piel limpia: No dejes de limpiar tu piel en profundidad cada noche y/o adquirir una rutina de limpieza nocturnas, ya que, tienes la oportunidad de conseguir una piel más relajada, tersa y joven, ya que mientras descansas los mecanismos de reparación de la piel se mantienen activos, de modo que ésta rejuvenece naturalmente.
  • Cuida tu alimentación: Un adecuado estado nutricional referente a los macronutrientes y los micronutrientes, es importante para la salud y el aspecto de la piel, prueba de ello son las variadas enfermedades por carencia de vitaminas que provocan importantes trastornos de la piel.

         Vitaminas que ayudan a la salud de la piel:

Vitamina A: No es sintetizada por el cuerpo humano por lo que necesita ser suministrado a través de la dieta. Se ha reconocido para la Vitamina A y sus derivados (retinoides y carotenoides) un papel importante en la regulación de la proliferación, diferenciación y apoptosis de diferentes tipos celulares, incluyendo células de la piel. Además, una deficiencia de vitamina A, se asocia con retraso en la cicatrización de heridas.

Vitamina C: La piel normal contiene altas concentraciones de vitamina C, con niveles comparables a otros tejidos corporales y muy por encima de las concentraciones plasmáticas, lo que sugiere una acumulación activa en la circulación. La vitamina C es un potente antioxidante soluble en agua que parece atenuar los daños de la irradiación solar en la piel. Además, disminuye la producción de los radicales libres, tras la exposición a la luz UV, protegiendo a las células del estrés oxidativo. Esta vitamina cuenta con una función adicional en la cicatrización de heridas mediante el aumento del pro-colágeno y la síntesis de colágeno que estimulan la formación de la barrera de la piel.

Vitamina D: También conocida como colecalciferol. El hecho de que la vitamina D se sintetice en la piel, unido a sus propiedades antioxidantes y su implicación con el funcionamiento del sistema inmunológico, hace que se trate de un componente estrechamente relacionado con la salud de la dermis. Unos niveles adecuados de vitamina D en nuestro organismo ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Vitamina E: o tocoferol, es el término que se le da al grupo más abundante de antioxidantes liposolubles en las células humanas. La poderosa actividad antioxidante hace que la vitamina E sea importante en la prevención del envejecimiento de la piel y ha demostrado ser un tratamiento útil para muchas afecciones de la piel: melasma, prevención de la formación de cicatrices y dermatitis atópica

Puedes obtener estas vitaminas a través de una dieta sana y equilibrada, pero también puedes complementarla a través del consumo de suplementos.

Multivitamínicos: En caso de déficit de estas vitaminas, estos ayudan a nutrir nuestro organismo y lo ayudan a funcionar correctamente. Es por ello que es necesario que mantengas tus niveles de vitaminas en niveles adecuados, porque una deficiencia de estas puede afectar la salud de tu piel.

En All Nutrition contamos con variados suplementos de vitaminas o multivitamínicos que te ayudarán a suplir alguna deficiencia. Si necesitas conocer el producto adecuado para ti, consulta con nuestras especialistas a través de chat en línea o asesoría mediante videollamada.

 

Referencias:

-F.J. Navarro-Triviño, S. Arias-Santiago, Y. Gilaberte-Calzada,Vitamina D y la piel. Una revisión para dermatólogos, Actas Dermo-Sifiliográficas,Volume 110, Issue 4, 2019, Pages 262-272, ISSN 0001-7310, Articulo WEb https://doi.org/10.1016/j.ad.2018.08.006. (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0001731018305313)

-Venancio Martínez Suárez, Alejandra Méndez Sánchez ; Belén Pérez Basterrechea. La nutrición como condicionante de la salud de la piel. Hospital Universitario Central de Asturias. Centro de Salud El Llano, España. Más dermatología, ISSN 1887-5181, Nº. 26, 2016, págs. 19-24

Cuidado personalNutricionPielSaludSalud y bienestar
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas