Mitos y verdades sobre los superalimentos

Todavía no hay una definición oficial o técnica de “superalimentos” sin embargo, el diccionario Oxford de Estados Unidos indica que son alimentos ricos en nutrimentos que se consideran especialmente beneficiosos para la salud y el bienestar.

 

Por tanto, se considerarían superalimentos algunos alimentos naturales, (predominantemente frutas, plantas y semillas) sin elemento añadido alguno, que además de poseer los nutrientes propios de su especie, se les aprecian otras características beneficiosas para la salud, que supuestamente mejora la calidad de vida de las personas al enriquecer su dieta basal.

 

Los superalimentos no son, por tanto, alimentos nuevos o inventados, pues muchos forman parte de la dieta diaria en otras partes del mundo. El creciente interés por el cuidado de la salud a través de la alimentación ha llevado a que se nos acerquen estos alimentos con propiedades destacables.

 

Beneficios reales de los superalimentos

Según estudios, los superalimentos son capaces de aumentar la vitalidad del cuerpo humano y pueden ser una buena opción para mejorar la salud en general, fortaleciendo el sistema inmunológico.

 

Los superalimentos más conocidos son:

 

  • Frutas: granada, bayas, arándanos, frambuesas, fresas, baya de goji, uva, baya de acai.
  • Frutos secos: nueces, almendras, cereales.
  • Legumbres: frijoles rojos, cacao, camote, garbanzos.
  • Verduras: brócoli, espinacas, kale.
  • Algas: espirulina, clorella.
  • Productos lácteos: kéfir, leche de burra.
  • Hierbas: jengibre, ginkgo biloba, té.
  • Productos apícolas: miel, jalea real, ceras.

 

Sabemos que hay mucha desinformación respecto a estos alimentos, por lo que a continuación conocerás 3 mitos y 3 realidades sobre ellos.

 

Mitos sobre los superalimentos

Mito: Los superalimentos son milagrosos y curan enfermedades

Realidad:  No, ningún alimento curará una enfermedad y no pueden suplir las deficiencias de ejercicio, los hábitos saludables y los tratamientos médicos. Si los incluyes como parte de tu dieta diaria pueden prevenir enfermedades, pero estos no son milagrosos.

 

Mito: Sólo me basta con incluir superalimentos para que mi dieta sea sana.

Realidad: No, un solo alimento no va a mejorar nuestra salud si no cuidamos el resto de la dieta y de nuestros hábitos. Si bien las propiedades de estos alimentos son positivas (por ejemplo, los antioxidantes que contienen contribuyen a combatir los radicales libres y prevenir y retrasar los efectos del envejecimiento), no bastan, por sí mismas, para conformar tu dieta sana.

 

Mito: Superalimento es lo mismo que alimento funcional

Realidad: No. A menudo son confundidos pero los alimentos funcionales se caracterizan porque los fabricantes les añaden nutrientes para justificar determinados efectos beneficiosos sobre la salud. En cambio, a los superalimentos no se les agrega nada, ni nutrientes, ni aditivos, se encuentran en su estado natural.

 

Verdades sobre los superalimentos

Muchos de estos superalimentos previenen el envejecimiento

Efectivamente, entre los beneficios de estos alimentos, el más conocido es el de prevenir los signos del envejecimiento. Por ejemplo, el té verde, que contiene muchos polifenoles y ayuda a combatir los radicales libres.

 

El kale es un superalimento con gran fuente de calcio

Sí, el kale (la berza o col rizada) es un superalimento que además de poseer grandes funciones antioxidantes y ser rico en vitaminas C y E, es una gran fuente de calcio, lo que lo convierte en una buena opción para aquellas personas que no toman lácteos.

 

El cacao es un superalimento el cual representa una buena elección para reducir, al menos parcialmente, el riesgo cardiovascular, con su consumo diario

Si, ya que se ha demostrado que el consumo de cacao, incrementa la actividad antioxidante, modula la función plaquetaria e inflamación y además disminuye la presión arterial sistólica y diastólica. Aunque aún no existe consenso sobre la cantidad óptima a consumir.

 

 Ver Superalimentos

 

Conclusión

 

Sin duda incluir superalimentos en nuestra dieta diaria es una excelente y eficaz forma de nutrir a nuestro organismo por las múltiples propiedades que éstos poseen. La alta concentración de antioxidantes, grasas, saludables, vitaminas y minerales, es lo que los hace atractivo para su consumo.  A pesar de ello, sabemos que nuestra salud depende de varios factores y la clave de nuestra salud, está en una alimentación equilibrada y variada, un buen descanso y realización de actividad física.

 

Es por ello que el principal problema que presenta el término superalimento es la conclusión que la sociedad saca de ello, pensando que con el consumo de estos alimentos pueden descuidar su dieta y estilo de vida, pensando que el deporte no es necesario o que no hace falta reducir su consumo de alcohol o grasas saturadas porque, ya consumen quinoa, chía, bayas de acai o espirulina.

BienestarSalud y bienestarSuperalimentoSuperalimentos
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas