Cómo combatir el dolor de cabeza.

Uno de los dolores más comunes, que además de ponerte de mal humor puede interrumpir tus actividades o cancelar tus planes, es el dolor de cabeza. Este puede ir desde una simple molestia hasta las temidas migrañas, que son fuertes dolores de cabeza acompañados de náuseas, vómitos y otros molestos síntomas. Tanto quienes sufren dolores puntuales como quienes sufren migrañas, pueden seguir una serie de recomendaciones para evitar recurrir a analgésicos o, al menos, distanciar su uso.

 

¿Por qué razones duele la cabeza?

El tipo de dolor de cabeza más común es la cefalea tensional. Es causado por tensión muscular en los hombros, el cuello, el cuero cabelludo y la mandíbula. Una cefalea tensional:

  • Puede estar relacionada con el estrés, la depresión, la ansiedad, un traumatismo craneal o sostener la cabeza y el cuello en una posición anormal.
  • Tiende a darse en ambos lados de la cabeza. A menudo comienza en la parte posterior de la cabeza y se propaga hacia delante. Es posible que se sienta dolor y rigidez en los hombros, el cuello y la mandíbula.

Otro tipo de dolor de cabeza es la cefalea migrañosa, que generalmente ocurre con otros síntomas, como cambios en la visión, sensibilidad al ruido o a la luz, o náuseas. Con una migraña:

  • El dolor puede ser punzante, palpitante o pulsátil. Tiende a comenzar en un lado de la cabeza y se puede propagar a ambos lados.
  • La cefalea puede asociarse con un "aura". Este es un grupo de síntomas de advertencia que se inician antes del dolor de cabeza. El dolor generalmente empeora a medida que tratas de desplazarte de un lugar a otro.

Las migrañas se pueden desencadenar por alimentos como el chocolate, ciertos quesos o el glutamato monosódico (GMS). Y también por  abstinencia de cafeína,  la falta de sueño y  el alcohol.

Los dolores de cabeza de rebote, dolores de cabeza que continúan reapareciendo, pueden ocurrir a raíz del consumo excesivo de analgésicos. Por esta razón, también se pueden llamar dolores de cabeza por el consumo excesivo de medicinas. La gente que toma analgésicos más de 3 días a la semana de manera regular puede desarrollarlos.

Otra razón para que duela la cabeza es el resfriado, la gripe, la fiebre o el síndrome premenstrual.

 

¿Qué hacer para que no te duela la cabeza?

Los medicamentos son una forma comprobada de tratar y prevenir los dolores de cabeza, pero son sólo una parte. También es importante cuidarte bien y entender cómo sobrellevarlos cuando te atacan.

Las mismas elecciones de estilo de vida que promueven una buena salud general también pueden reducir la frecuencia y gravedad de los dolores.

Combinar los medicamentos con medidas conductuales y  estilo de vida a menudo es la manera más eficaz de tratar los dolores de cabeza.

 

Con remedios naturales:
  • Un baño caliente puede ayudar a relajarte y también puede disminuir algún dolor muscular que esté contribuyendo a un dolor de cabeza por tensión.
  • Bebe agua para mantenerte hidratado. Además, puede ser útil agregar a tu dieta alimentos con alto contenido de agua, como la sandía, el apio y el pepino.
  • La meditación, que consiste en sentarse en una posición cómoda y regular la respiración hasta que te relajes, puede ayudar a disminuir la tensión causada por un dolor de cabeza.
  • Escucha sonidos relajantes, como música o sonidos grabados de la naturaleza. Los ritmos y las melodías suaves pueden ayudar a reducir la velocidad de tu respiración y fomentar la relajación.
Con suplementos:

Toma magnesio. El magnesio es un mineral importante necesario para innumerables funciones en el cuerpo, por ejemplo, el control del azúcar en la sangre y la transmisión nerviosa.

El magnesio también ha demostrado ser un remedio seguro y eficaz para los dolores de cabeza. Los estudios demuestran que el tratamiento con 600 mg de citrato de magnesio por vía oral al día ayuda a reducir tanto la frecuencia como la intensidad de las migrañas.

Prueba tomar vitamina B. Las vitaminas B son un grupo de micronutrientes solubles en agua que tienen muchas funciones importantes en el cuerpo. Por ejemplo, contribuyen a la síntesis de neurotransmisores y ayudan a convertir los alimentos en energía.

Varios estudios han demostrado que los suplementos de vitamina B riboflavina (B2), ácido fólico, B12 y piridoxina (B6) pueden reducir los síntomas del dolor de cabeza.

Considera tomar la coenzima Q10. La coenzima Q10 (CoQ10) es una sustancia producida naturalmente por el cuerpo que ayuda a convertir los alimentos en energía y funciona como un poderoso antioxidante.

Un estudio en 80 personas demostró que tomar 100 mg de suplementos de CoQ10 al día redujo la frecuencia, la intensidad y la duración de una migraña.

 

Con tu estilo de vida:
  • Haz ejercicio regularmente para promover la buena circulación.
  • Siempre come y duerme en horarios regulares.
  • Tu dolor de cabeza puede ser el resultado de una exposición excesiva a pantallas, como teléfonos inteligentes, televisores y  computadoras. Agrega a tu agenda algo de tiempo libre de pantallas para darle un descanso a tu mente.
  • La visión forzada también puede causar dolores de cabeza. Entonces para prevenirlos la solución puede ser tan simple como actualizar la receta de tus anteojos.
  • Deja de fumar.
  • Disminuye la cantidad de alcohol que bebes.

 

Si ninguno de estos remedios para el dolor de cabeza funciona, consulta a tu médico

 

En conclusión

Pequeños cambios en tus rutinas diarias pueden ayudar a aliviar los dolores de cabeza de manera natural. Al cambiar tu alimentación, es posible que puedas identificar algún alimento o ingrediente que cause problemas en tu organismo. El simple hecho de disminuir tu exposición a las pantallas digitales puede ofrecer alivio.

BienestarCabezaDolor de cabezaSaludSuplementosVida sanaVitaminas
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas