+ Productos Gratis

%

Producto añadido al carrito

Autor: All Nutrition

Publicado: 2023-03-09

Para muchos, la llegada de marzo es un golpe de realidad. La vuelta a clases, los tacos, el fin de las vacaciones, muchos trámites que hacer y es el comienzo formal del año. Puede ser agobiante tratar de retomar todo, y a veces no saber por dónde empezar dificulta aún más volver. Por eso te dejo 5 sencillos consejos para que retomes el deporte sin que sea un motivo de stress, si no una forma de relajarte.

Los meses de verano suelen venir acompañados de relajo y desconexión de la rutina. Y para muchos, esto incluye dejar de lado el deporte como algo constante. Retomar los hábitos no es tarea fácil ¡pero tener orden y un plan en la mano siempre ayuda

1. Busca el mejor horario para ti. Tenemos diferentes rutinas diarias y depende de ellas cuándo será el momento más fácil para entrenar. Con fácil no me refiero a que físicamente estés más activo o fuerte a ciertas horas, si no a que la hora sea cómoda. Si te cuesta levantarte temprano, probablemente pensar en entrenar antes de ir al trabajo no sea la mejor idea… Haz que el entrenamiento calce con tu rutina. Inclúyelo camino a casa después de trabajar, mientras los niños están en el colegio si puedes, o si te gusta madrugar, a primera hora en la mañana. Que sea un momento cómodo y no implique romper toda tu rutina.

2. Plantéate un objetivo. Si tienes una meta en mente es más fácil que mantengas la motivación. Trata de que esta meta no sea respecto a tu cuerpo, si no un objetivo externo. Inscríbete en una corrida o cicletada, apuesta por una distancia nueva, trata de lograr algún asana en yoga, o hacer una clase de tu deporte sin interrupciones. Hay muchas rutas de trekking bonitas y de diferentes dificultades, hacer una completa puede ser un desafío, y a medida que las temperaturas empiezan a bajar, puede ser más motivante. Busca algo que a ti te mueva, y trabaja pensando en eso.

3. Arma un grupo. Tener otras personas con quienes compartir los logros y hablar de los procesos puede ser un factor de mayor adherencia. No se trata necesariamente de entrenar juntos, quizás los horarios no calcen o tengan distintos niveles de entrenamiento. Pero tener con quién hablar y compartir los avances es un apoyo moral importante. Si no tienes ganas de entrenar un día, quizás puedes encontrar la palabra de aliento que te impulse o ver el entrenamiento del otro te puede servir de energía.

4. No te sobre exijas. Si dejaste de lado el entrenamiento los meses de verano, no puedes esperar volver como si nada. Tu cuerpo necesita tiempo para readaptarse, tus músculos tienen que recuperar fuerza y tus sistemas cardio y respiratorio necesitan volver a acostumbrarse. Parte de menos a más, con menos pesos, menos distancia, menos intensidad. Si intentas retomar como si nada puedes terminar obstaculizando tu progreso porque el cansancio excesivo te puede jugar en contra, los músculos adoloridos no te van a permitir entrenar bien, la sobre exigencia puede ser desmotivante y hasta puedes lesionarte. Escucha tu cuerpo y avanza paso a paso.

5. No descuides el entrenamiento invisible. Parte importante del entrenamiento es “lo que no se ve”: la alimentación y el descanso adecuado. Nuestro cuerpo necesita descansar para poder recuperarse, regenerar tejido dañado y también para hacer las adaptaciones para que los músculos crezcan. Dormir las horas necesarias, mínimo 7 en adultos, y tomar días de descanso activo o pasivo. Y la alimentación es clave. Necesitas los nutrientes adecuados para poder enfrentar de buena forma cada nuevo entrenamiento y cubrir tus requerimientos calóricos para cuidar tu masa muscular. Es importante el aporte tanto de macro como micronutrientes. Si tienes dudas de estar consumiendo todo lo que necesitas, puedes usar suplementos:

  • Batidos de proteínas esenciales para la masa muscular
  • Multivitamínicos  el deporte exige más al cuerpo, y por lo tanto, necesitas más vitaminas y minerales. Un multivitamínico puede ayudarte a cubrir todos tus requerimientos fácilmente.
  • Magnesio se relaciona directamente con el funcionamiento de los músculos.
  • Fierro  especialmente si no comes carne. El hierro nos protege de la anemia y ayuda a la producción de glóbulos rojos que son los encargados de transportar oxígeno a nuestros músculos.
  • Zinc potencia el sistema inmune y regula varias funciones como el metabolismo de los carbohidratos, que son nuestra fuente de energía para entrenar.

Recuerda que si tienes dudas con cualquier suplemento, puedes pedir asesoría online personalizada con nuestras nutricionistas aquí (link a https://allnutrition.cl/pages/asesoria-nutricional)

 

Escrito por: Pepa Canales, (link a https://www.instagram.com/pepa_canales/ ) trail runner y periodista

 

Buscar

    Artículos destacados

  • sistema inmune
    Fortalece tu sistema inmunológico con estos 3 nutrientes este invierno

    Salud

  • Tips para elegir una buena proteína
    Tips para elegir una buena proteína

    Deporte

  • Potencia tu rendimiento deportivo con Omega 3
    Potencia tu rendimiento deportivo con Omega 3

    Omega 3

  • Mejora tu bienestar con vitamina D
    Mejora tu bienestar con vitamina D

    Bienestar

  • Mustela
    Mustela: Bienestar para tu bebé

    Bebe