Beneficios y propiedades de la cúrcuma

La cúrcuma es una especie culinaria que viene del sur de Asia y que, más allá de su uso en la cocina, tiene numerosos beneficios para la salud. Descubre aquí todo lo que esta raíz dorada puede hacer por ti.

 

La cúrcuma en polvo que vemos en los estantes de los supermercados está hecha del rizoma (tallo que crece horizontalmente bajo tierra) de la planta del mismo nombre.

 

Esta planta pertenece a la misma familia que el jengibre y es originaria de la India. Al rallar y secar su rizoma se obtiene un polvo de un color amarillo intenso que es el que se utiliza en la cocina.

 

Pero lo que nos interesa para efectos de la salud, es la curcumina, su compuesto activo, que se encuentra en una concentración de 2% a 5% en este polvo.

 

La medicina ayurvédica india utiliza la curcumina con fines terapéuticos como un remedio tradicional, y recientemente la medicina occidental ha comenzado a investigarla por sus prometedores beneficios para la salud.

 

Propiedades de la cúrcuma

Algunas de las propiedades que tiene esta planta son:

  • Antiinflamatoria Se ha comprobado que el uso de curcumina en dosis de 400 a 600 mg hasta 3 veces al día ayuda a reducir la inflamación, y también a evitar las molestias en personas con artrosis.
  • Analgésica Por su efecto antiinflamatorio también ayuda a aliviar el dolor, para esto se recomienda consumir 800 mg de curcumina diarios.
  • Antioxidante Reduce la acción de los radicales libre, ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro.
  • Función hepática Se recomienda consumir 1000 mg de curcumina diarios en personas que toman medicamentos crónicamente para ayudar a reducir los posibles efectos secundarios de estos en el hígado.
  • Propiedades digestivas Puede ayudar a reducir la inflamación intestinal, lo que la convierte en una interesante alternativa ante cuadros de gastritis, síndrome de intestino irritable o colitis ulcerosa por ejemplo.
  • Regula el colesterol ayuda a reducir el colesterol LDL o “malo” en la sangre y mejora los niveles de colesterol “bueno” o HDL.
  • Previene enfermedades neurodegenerativas y ayuda a mejorar la función cerebral.
  • Ayuda con los síntomas de enfermedades reumáticas por sus propiedades antiinflamatorias podría ayudar a reducir los síntomas de enfermedades como la artritis, la artrosis, la psoriasis y la artritis reumatoide.

Además, es rica en nutrientes. Contiene potasio, calcio, cobre, magnesio, zinc, hierro y vitaminas C, E y K.

 

Es necesario e importante mencionar que la curcumina es la molécula activa de la cúrcuma y es la que tiene las propiedades benéficas para la salud. Debido a la baja concentración de este compuesto en la cúrcuma como aliño, su uso culinario no tendrá efectos positivos en nuestra salud.

 

Por eso, si queremos aprovechar todos sus beneficios, lo recomendable es consumir curcumina en suplementos. Este polvo se puede agregar a cualquier preparación, o bien consumir con agua, es una dosis de 10 gramos diarios.

 

Como todo suplemento natural es importante la constancia en su consumo para haga efecto y notemos los cambios positivos en nuestra salud.

 

Si estás buscando una forma natural de ayudar a reducir los procesos inflamatorios en tu organismo, aliviar dolores o simplemente una buena fuente de antioxidantes, el consumo de 1000 mg de curcumina diarios puede ser tu opción.

 

En All Nutrition puedes encontrar cúrcuma en polvo que te aportará la dosis diaria que necesitas para mejorar tu calidad de vida.

 

Ten en cuenta:

Aunque muchos de sus beneficios están en proceso de ser estudiados más a fondo, el consumo de curcumina no tiene efectos adversos, por lo que puede ser utilizada con seguridad.

En dosis altas, más de 1000 mg diarios, podría provocar malestares gástricos. Además, no se recomienda su uso en mujeres embarazadas ni lactantes.

 

Escrito por: Pepa Canales, Trail runner y periodista.




 

CurcumaCurcuminaSaludSalud y bienestar
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas