¿Cómo incluir colágeno hidrolizado en la rutina?

El colágeno es la proteína encargada de unir tejidos como piel, tendones, huesos y ligamentos en nuestro cuerpo y es la que encontramos en mayor cantidad. Con los años empezamos a tener menos colágeno disponible, pero podemos mantener sus beneficios consumiendo suplementos de colágeno hidrolizado.

 


El colágeno es una proteína con gran presencia en nuestro cuerpo, y llega a alcanzar el 7% de nuestra masa corporal. Pero más o menos desde los 30 años disminuye nuestra producción de colágeno y comienzan a aparecer las primera arrugas, flacidez en nuestra piel y algunos dolores y molestias articulares. Y a los 40 años nuestra producción de colágeno es la mitad de la de un adolescente.

 

La importancia de mantener un nivel suficiente de esta proteína es que cumple importantes funciones en nuestro organismo como sostener las estructuras del cuerpo y crear las fibras que forman nuestros  músculos, tendones, huesos, piel, etc. Además, les da firmeza y elasticidad dependiendo de qué estructura esté formando. Por ejemplo en los huesos se une al calcio y aporta dureza, pero en la piel crea una red elástica al juntarse con la elastina.

 

Al disminuir nuestra producción aparecen molestias y signos de envejecimiento como pérdida de la elasticidad de la piel, dolores musculares, disminución de la densidad ósea, deterioro de la vista, etc. Y para contrarrestar estos y otros efectos podemos consumir suplementos de colágeno hidrolizado

 

Dentro de los beneficios que nos trae su consumo están:

  • Mejor salud de la piel. 
  • Mejora la cicatrización.
  • Ayuda a aliviar el dolor articular.
  • Protege de la osteoporosis. 
  • Ayuda a aumentar la masa muscular.
  • Mejora la salud cardiovascular. 
  • Fortalece las uñas.
  • Estimular el crecimiento del cabello 
  • Podría mejorar el estado anímico.

 

También te podría interesar leer:  Qué, cómo y cuándo tomar colágeno: Guía Completa

 

Ideas para incluir colágeno en nuestra rutina

La marca Vital Protein ofrece diferentes tipos de colágeno que podemos incorporar a nuestra alimentación.  Cada porción de Collagen Creamer y de Marine Collagen tiene 10 gramos de proteína, por lo que podemos utilizarlas para reemplazar una porción de proteínas de nuestra dieta, es lo mismo que comer un huevo. En el caso del Collagen Peptides, tiene 18 gramos de proteína, o sea, lo mismo que 2 huevos y casi igual que 100 gramos de carne.

 

El formato creamer es especial para agregar a tu café o té, o incluso puedes incluirlo cuando preparas tus batidos y smoothies, y de esta forma junto con aportar cremosidad a tu bebida, estás aumentando su valor nutritivo.

 

En el caso de Peptides y Marine, ambos son sin sabor y se disuelven fácilmente en agua, por eso son muy fáciles de incluir en cualquier receta que prepares. Aquí te doy algunas sugerencias.

 

  1. Helado de frutas:  en la licuadora agrega un plátano en trozos y media taza de frutos rojos y mezcla hasta que esté integrado. Disuelve una porción de colágeno en 100 ml de agua e incorpóralo a la mezcla revolviendo bien. Traspasa la mezcla a un pocillo y déjalo en el congelador por 2 horas. 
  2. Porridge de avena: disuelve la porción de colágeno en media taza de agua hirviendo y agrégalo sobre 40 grs de avena instantánea, deja reposar para que la avena absorba el agua y quede como una pasta. Agrega una cucharada de mermelada y consume de inmediato. En vez de mermelada puedes usar endulzante y algún sabor como canela o vainilla, más un puñado de semillas mezcladas. Este es un excelente desayuno antes de hacer deporte.
  3. Smoothie verde: en la licuadora junta una taza de agua con una porción de colágeno y agrega media manzana verde, 10 hojas de espinacas, una rama de apio y endulzante a gusto. Mezcla hasta que quede un jugo uniforme.
  4. Yogurt con semillas. En un pocillo mezcla tu yogurt con una porción de colágeno, revuelve y agrega una cucharada de semillas de chía, una cucharada de semillas de maravilla y una cucharada de semillas de zapallo. Ideal como snack después de entrenar.
  5. Sopa con colágeno: prepara tu sopa de la manera habitual y al momento de servir agrega una porción de colágeno en cada plato.
  6. Puré de papas: puedes agregar una porción de colágeno a cada plato de puré. Además de aportar proteínas, da una consistencia más suave sin cambiar el sabor
  7. Con jugo: la forma más fácil y rápida de consumirlo, es agregar una porción de colágeno a un vaso de jugo y revolver bien. 

 

Como ya dijimos, el consumo de colágeno ayuda a contrarrestar los efectos del envejecimiento y además trae importantes beneficios para la salud. Se recomienda que usemos suplementos de colágeno hidrolizado porque es la forma en que nuestro organismo mejor puede asimilarlo y toda la línea de Vital Protein cumple con este requisito. 

 

Escrito por: Pepa Canales,trail runner y periodista 

ColágenoColágeno hidrolizadoSalud y bienestarVital proteins
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas