+ Productos Gratis

%

Producto añadido al carrito

Autor: All Nutrition

Publicado: 2021-11-23

En esta oportunidad queremos contarte acerca de cómo influyen algunos factores como la alimentación y la suplementación en la fertilidad tanto femenina como masculina, si te interesa este tema quédate sigue leyendo para conocer más.
Existen una serie de factores relacionados con nuestro estilo de vida que afectan a nuestra fertilidad, tanto femenina como masculina, dentro de algunos factores podemos destacar (1,2,3):
  • Tóxicos químicos

Algunas de estas sustancias como  herbicidas o plaguicidas interfieren en nuestro sistema hormonal alterando su funcionamiento normal.  En el caso de los hombres el efecto negativo de estos compuestos tienen un impacto sobre los espermatozoides disminuyendo la concentración, movilidad y afectando también a la morfología.
  • Drogas:

Todas las drogas afectan a la salud y por tanto también a la función reproductora ya que alteran el funcionamiento de nuestro sistema reproductor a través de la desregulación en algunos mecanismos asociados a estos sistemas.
  • Hábito tabáquico: 

Durante un tratamiento de fertilidad, la mujer fumadora tiene menos probabilidades de quedar embarazada y se ha observado que dichas mujeres necesitan más medicación para estimular sus ovarios y conseguir el objetivo. Además el consumo de tabaco aumenta los riesgos de aborto, de embarazo ectópico, es decir, fuera del útero y el tiempo necesario para lograr la gestación. En el caso de los hombres, el tabaco tiene un efecto negativo sobre los espermatozoides afectando en su concentración, movilidad, morfología y capacidad funcional.
  • Consumo de alcohol:

Las mujeres son más susceptibles al efecto nocivo del alcohol por tener una absorción gastrointestinal más rápida y una metabolización más lenta a través de la enzima.  Además se ha observado que un consumo moderado-alto puede alterar la regulación hormonal que lleva a la consecución de un ciclo ovárico normal. También existe mayor tasa de aborto y peor pronóstico perinatal cuando el consumo de alcohol se maniene durante el embarazo. En el caso de los hombres, a mayor consumo de alcohol, más probabilidad de una disminución de la producción de testosterona y de espermatozoides maduros. En casos más severos,  puede provocar disminución de la libido, impotencia y atrofia testicular.
  • Estrés:
 Los altos niveles de estrés pueden afectar a nuestro sistema hormonal y por tanto, a la fertilidad, provocando en algunos casos extremos la supresión del ciclo menstrual. En el caso del los hombres puede dar lugar incluso a episodios de impotencia afectando a la fertilidad de manera indirecta.
  • Estado nutricional:
Tanto la obesidad como  la delgadez extrema inciden negativamente en la fertilidad. Esta puede provocar alteraciones en la ovulación, pérdida del ciclo menstrual con amenorrea y tasas de implantaciones más bajas dependiendo del tipo de malnutrición que se presente. Por lo que no se recomienda tener un IMC superior a 30 kg/mt2, no debería ser inferior a 20 kg/mt2
 
  • Alimentación
En relación a la dieta, se destaca que la ingesta elevada de grasas saturadas y ácidos grasos trans, podría tener un efecto perjudicial sobre la fertilidad, mientras que la ingesta de carbohidratos complejos, fibra, grasas monoinsaturadas y grasas omega-3. los ácidos pueden tener un efecto beneficioso. Asimismo, es fundamental aportar una adecuada ingesta de ácido fólico, B12, vitamina A, D, C y E, calcio, hierro, zinc, selenio y yodo para prevenir deterioros en la fertilidad (4). Se sugiere una mayor ingesta de frutas, una ingesta mínima de comida rápida y bebidas endulzadas con azúcar, y una dieta con menor carga glucémica, puede mejorar el tiempo hasta el embarazo (5).
En el caso de la suplementación con ciertos micronutrientes según diferentes estudias se ha demostrado que podría ser beneficioso tanto para fertilidad femenina como masculina, algunos de ellos son:
  • Ácido fólico:
Se conoce que la suplementación con ácido fólico periconcepcional reduce el riesgo de defectos del tubo neural y otras malformaciones congénitas. Los tetrahidrofolatos son cofactores esenciales para varias reacciones de transferencia de unidades de un carbono, incluida la biosíntesis de metionina a partir de homocisteína, y son necesarios para la biosíntesis de purinas, timidilato y ADN. Por otro lado, la ingesta inadecuada de folato en la dieta o suplementos de AF puede tener un papel esencial en el equilibrio hormonal y el desarrollo folicular.
Estudios transversales de mujeres sometidas a vitrofertilización han asociado la suplementación de AF  con un mayor grado de madurez de los ovocitos entre las mujeres con ciclos irregulares y entre las mujeres con ciclos cortos o largos (6).
  • Zinc: 
También se ha demostrado que el zinc juega un papel importante en el sistema reproductivo masculino. Se informó que los grupos fértiles tenían niveles más altos de zinc en comparación con los grupos infértiles por lo que una falta de zinc puede estar relacionada con una disminución en el volumen testicular y el peso testicular y falla de espermatogénesis. Además, el ion zinc se ha relacionado con eventos clave en la adquisición de la capacidad de fertilización por parte de los espermatozoides, incluida la motilidad y la capacitación (7)
  • Selenio: 
Este micronutriente y las selenoproteínas influyen en la eficiencia reproductiva general y muchos trastornos relacionados con la reproducción tanto animal como humana. Es esencial para la reproducción óptima en las mujeres, presumiblemente debido a su implicación en la regulación y modulación del equilibrio antioxidante. El desarrollo y la función de los ovarios. La suplementación con selenio ayuda más adelante en la mejora del estrés oxidativo placentario y se ha observado La curva de respuesta para la suplementación con Se parece tener forma de U; es decir, beneficioso en individuos con deficiencia (8).
 
  • Vitamina C:
 
El ácido ascórbico como todos sabemos es esencial para la biosíntesis de colágeno. Este efecto es especialmente importante para el crecimiento del folículo ovárico, la ovulación y la fase lútea; el tejido ovárico contiene un altas concentraciones de vitamina C, por lo tanto una suplementación de este antioxidante cuando se encuentra deficiente por una ingesta inadecuada, mejora la calidad ovárica, contribuyendo así a la mejora de la fertilidad (9).

  • Fertyplus mujer y hombre:
 
fertyplus mujerfertyplus hombre
Mujer: Es un suplemento alimenticio elaborado después de una extensa revisión de la literatura científica. Entrega la combinación perfecta de vitaminas, minerales, antioxidantes y probióticos indispensables para las mujeres en edad fértil. Protege la calidad de los óvulos mejorando la respuesta ovárica y sus funciones mitocondriales. 
Hombre: Fertyplus hombre está enfocada en proteger la calidad espermática, ideal como complemento para los tratamientos de fertilidad, ya que aporta la combinación adecuada de vitaminas, minerales, antioxidantes necesarios para mantener la calidad espermática.
Esperamos que conocer algunos factores relacionados con la mejora de la fertilidad tanto como lo es la alimentación y la suplementación, puedan orientarte mejor si buscas un embarazo prontamente. 

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:
  1. Oliver Bonet, M., & Mach, N. (2016). Factores nutricionales y no nutricionales pueden afectar la fertilidad masculina mediante mecanismos epigenéticos. Nutricion hospitalaria, 33(5), 591. https://doi.org/10.20960/nh.591
  2. Sharma, R., Biedenharn, K. R., Fedor, J. M., & Agarwal, A. (2013). Lifestyle factors and reproductive health: taking control of your fertility. Reproductive biology and endocrinology : RB&E, 11, 66. https://doi.org/10.1186/1477-7827-11-66
  3. Hart R. J. (2016). Physiological Aspects of Female Fertility: Role of the Environment, Modern Lifestyle, and Genetics. Physiological reviews, 96(3), 873–909. https://doi.org/10.1152/physrev.00023.2015
  4. González-Rodríguez, L. G., López-Sobaler, A. M., Perea Sánchez, J. M., & Ortega, R. M. (2018). Nutrición y fertilidad [Nutrition and fertility]. Nutricion hospitalaria, 35(Spec No6), 7–10. https://doi.org/10.20960/nh.2279
  5. Grieger J. A. (2020). Preconception diet, fertility, and later health in pregnancy. Current opinion in obstetrics & gynecology, 32(3), 227–232. https://doi.org/10.1097/GCO.0000000000000629
  6. Cueto, H. T., Riis, A. H., Hatch, E. E., Wise, L. A., Rothman, K. J., Sørensen, H. T., & Mikkelsen, E. M. (2016). Folic acid supplementation and fecundability: a Danish prospective cohort study. European journal of clinical nutrition, 70(1), 66–71. https://doi.org/10.1038/ejcn.2015.94
  7. Allouche-Fitoussi, D., & Breitbart, H. (2020). The Role of Zinc in Male Fertility. International journal of molecular sciences, 21(20), 7796. https://doi.org/10.3390/ijms21207796
  8. Qazi, I. H., Angel, C., Yang, H., Pan, B., Zoidis, E., Zeng, C. J., Han, H., & Zhou, G. B. (2018). Selenium, Selenoproteins, and Female Reproduction: A Review. Molecules (Basel, Switzerland), 23(12), 3053. https://doi.org/10.3390/molecules23123053
  9. Buhling, K. J., & Grajecki, D. (2013). The effect of micronutrient supplements on female fertility. Current opinion in obstetrics & gynecology, 25(3), 173–180. https://doi.org/10.1097/GCO.0b013e3283609138

Buscar

    Artículos destacados

  • sistema inmune
    Fortalece tu sistema inmunológico con estos 3 nutrientes este invierno

    Salud

  • Tips para elegir una buena proteína
    Tips para elegir una buena proteína

    Deporte

  • Potencia tu rendimiento deportivo con Omega 3
    Potencia tu rendimiento deportivo con Omega 3

    Omega 3

  • Mejora tu bienestar con vitamina D
    Mejora tu bienestar con vitamina D

    Bienestar

  • Mustela
    Mustela: Bienestar para tu bebé

    Bebe