Vitamina E: ¿Para qué sirve y cuáles son los beneficios en nuestra salud?

Dentro de las vitaminas liposolubles, es decir aquellas que se solubilizan en grasa, encontramos la Vitamina E. 

El término vitamina E se usa para describir ocho compuestos de origen natural que incluyen cuatro tocoferoles y cuatro tocotrienoles designados como alfa, beta, gamma y delta, sin embargo, los requerimientos nutricionales en humanos se limitan principalmente a la forma de alfa tocoferol.

 

Función de la Vitamina E

La función más conocida de la vitamina E es la de un antioxidante. Los antioxidantes son sustancias que pueden proteger las células contra los efectos de los radicales libres, es decir, moléculas generadas cuando el cuerpo descompone los alimentos o cuando se lo expone al humo de tabaco, la contaminación del aire y la radiación solar ultravioleta. Los radicales libres podrían influir en diversas enfermedades por ejemplo aquellas cardíacas y el cáncer.

 

¿Para qué sirve la vitamina E?

La vitamina es necesaria para las células de nuestro cuerpo, ya que éstas utilizan la vitamina E para interactuar entre sí y para cumplir numerosas funciones importantes. A continuación, podrás conocer 4 de los beneficios que tiene esta votamina en nuestra salud:

 

1. Vitamina E y sistema inmunológico 

Nuestro organismo necesita de esta vitamina para mejorar el sistema inmune con el objetivo de que éste pueda combatir virus y bacterias que lo invaden. Bajas concentraciones de vitamina E se asocian con la desestabilización de las membranas de las células del sistema inmune y con la disminución de la producción del anticuerpo inmunoglobulina. 

 

2. Vitamina E y trastornos oculares

La vitamina E, como ya dijimos es un potente antioxidante y es por eso que también contribuiría a prevenir y retrasar enfermedades oculares, tales como las cataratas o la DMAE (La degeneración macular relacionada con la edad).

 

3. Vitamina E y Enfermedades Cardiovasculares

La vitamina E también tiene un papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares ya que disminuye el estrés oxidativo y la inflamación, dos de los factores que causan este tipo de enfermedades.

 

4. Vitamina E y Función mental

A medida que envejecemos, los mecanismos de adaptación al estrés oxidativo se saturan, lo que puede generar una acumulación de productos de oxidación en muchos órganos, incluido el cerebro. Con el tiempo, esto puede acelerar el envejecimiento cerebral y la neurodegeneración. Por lo tanto, aumentar la ingesta de vitamina E podría ser un método simple y efectivo para mantener una mente saludable en la vejez.

 

¿En qué alimentos se encuentra la vitamina E?

Entre los alimentos ricos en vitamina E encontramos algunos aceites vegetales como el aceite de canola o de oliva, la margarina, frutos secos como las almendras y semillas como la de girasol o maravilla.

También podemos encontrar esta vitamina en las verduras de hoja verde como espinaca o brócoli y en algunos cereales que se encuentran fortificados.

 

¿Qué puedo hacer si no consumo alimentos ricos en vitamina E?

Si no logras consumir los alimentos ricos en vitamina E, puedes optar por la suplementación. En nuestro catálogo de productos encontramos diversas alternativas, por ejemplo, Vitamina E 400 UI de la Marca Solgar, cuya forma de consumo es 1 cápsula al día.

 

Si no te gusta o no te acomoda consumir cápsulas, Solgar tiene una versión líquida en un práctico gotero, en donde debes consumir tan solo 5 gotitas al día, para proporcionar a tu organismo este potente antioxidante.

 

Consideraciones importantes uso de suplementos

Antes de consumir cualquier tipo de suplemento es relevante que te informes lo suficiente y/o consultes con tu médico de cabecera, porque si bien los nutrientes que te proporcionan tanto los alimentos como los suplementos son importantes, algunas veces su consumo descontrolado puede generar problemas para tu salud.

 

Además, debes siempre procurar consumir la porción recomendada en cada suplemento, ya que algunas personas ingieren dosis elevadas porque suponen o esperan que así se mantendrán sanas o reducirán el riesgo de padecer ciertas enfermedades y no es así, ya que la porción indicada en los envases contiene las cantidades suficientes de él o los nutrientes que necesitas diariamente.

 

Conclusión

Recuerda siempre que la prevención es la clave, realizar acciones y/o consumir alimentos o suplementos que mantengan o prolonguen nuestra salud es crucial, no esperes cuidar tu salud mañana cuando lo puedes hacer hoy, por eso, consume alimentos que contengan este tipo de nutrientes y/o consume suplementos que te ayuden a equilibrar aquella alimentación que sea deficiente.

BellezaVitamina eVitaminasVitaminas y minerales
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas