Beneficios de una proteína hidrolizada

Los batidos de proteínas se diferencian entre ellos dependiendo de su origen. Pueden ser vegetales, de carne, de huevo o de leche por ejemplo. La conocida Whey Protein se obtiene del suero de la leche y es la que el ser humano mejor puede asimilar. Pero no hay sólo una Whey Protein, porque dependiendo de cómo se procese, esta puede ser concentrada, aislada o hidrolizada.

No es casualidad que la proteína de suero o Whey Protein sea de las más utilizadas. Estos batidos deben su popularidad en parte a su alta concentración proteica, es decir, cuántos gramos efectivos de proteína hay por cada 100 gramos de polvo, y a su elevado valor biológico, o sea qué tan bien el cuerpo puede absorberlos.

La proteína del suero de la leche es la principal proteína que contiene la leche materna, por lo tanto, nuestro organismo está preparado para asimilarla por naturaleza. Está diseñado para alimentarse de ella. 

Además del valor biológico, las proteínas pueden considerarse de mejor o peor calidad según el perfil de aminoácidos que contienen. En el caso de la Whey Protein el perfil de aminoácidos es excelente pues contiene en buena proporción todos los aminoácidos esenciales, que son lo que el cuerpo no puede producir y debe obtener a través de la alimentación.

Con todos estos puntos a su favor, la proteína de suero definitivamente se ha ganado el derecho a ser la más demandada. Y aunque hay diferentes tipos de Whey Protein de acuerdo a cómo ha sido procesadas, todas comparten estos beneficios.

Entonces, ¿Cuál es mejor? ¿Cómo elegir para comprar? ¿Concentrada? ¿Aislada? ¿Hidrolizada? La respuesta es que dependerá del objetivo que se busque. 

La más simple es la proteína concentrada. Aunque tiene una concentración levemente menor que las otras, como beneficio es la que más micronutrientes conserva y suele ser la más económica. Tiene más grasa y carbohidratos, por lo que es la más indicada para reponer glucógeno muscular después de un entrenamiento si no se está buscando bajar el porcentaje de grasa corporal o el peso. Además, es la más cremosa, lo que le da un sabor muy rico para los que les gusta la leche. Este tipo de proteína contiene lactosa.

La proteína aislada o isolated ha sido procesada para obtener los aminoácidos de una forma más pura. Tiene muy pocos carbohidratos y grasa, y una alta tasa de concentración, con 95 gramos de proteína por 100 gramos de polvo. Se recomienda para quienes buscan consumir proteínas con menor aporte energético. Al no tener lactosa es ideal para quienes tienen intolerancia.

La proteína hidrolizada tiene la misma concentración de proteína que la isolated. También tiene muy pocos carbohidratos y grasa y tampoco contiene lactosa. Es muy similar a la aislada, y tienen el mismo proceso de producción. Pero esta proteína tiene un beneficio adicional y es que se le agregan enzimas de pre-digestión para que el cuerpo la pueda asimilar de manera más rápida. Así, los aminoácidos llegan a los músculos de forma inmediata para comenzar el proceso de recuperación del tejido muscular afectado por el entrenamiento.

Este tipo de proteína es la más recomendable para quienes sufren de problemas digestivos, ya que sus enzimas ayudan al organismo en el proceso haciendo que sea mucho más fácil de digerir. Esta particularidad de ser pre digerida, le da una consistencia mucho más delgada y al disolverla se asemeja más a un jugo que a la leche. 

Los batidos de proteína son un suplemento muy seguro y cumplen una gran función nutricional para quienes lo necesitan. Son indicados cuando el requerimiento diario de proteínas no logra ser cubierto a través de la alimentación.

Recomendaciones

En el caso de deportistas la recomendación es consumir entre 1,5 y 2,7 gramos de proteína por kilo de peso. La cantidad dependerá del tipo de deporte y el nivel de entrenamiento, así como del objetivo.

En el caso de alguien que quiere hipertrofiar, la necesidad se acerca a los límites más altos, por ejemplo. Y una persona sedentaria o con una vida activa moderada requiere entre 1,2 y 1,6 gramos de proteína por kilo de peso corporal, un rango mucho más fácil de cubrir sólo a través de la dieta. 

El momento ideal para tomarse un batido es después de los entrenamientos, especialmente los entrenamientos más pesados, porque alimentan a los músculos y los ayuda a reparar las microrupturas que generarán la adaptación muscular. Pero pueden tomarse también en cualquier momento del día,  y por su alto poder de saciedad es una muy buena alternativa de colación.

Conclusión

Entre todas las proteínas que existen en el mercado, la de suero es la más común por todos sus beneficios. La encontramos concentrada, aislada o hidrolizada. Siendo esta última la más fácil de digerir y la más indicada para personas con alergias alimentarias.

Si estás buscando un aporte adicional de proteínas para tu dieta y quieres acelerar tu proceso de recuperación muscular, la Whey protein es tu opción. Y si quieres una proteína que se absorba inmediatamente y además no provoque ningún malestar gástrico, elige su versión hidrolizada. 

Escrito por: Pepa Canales, rail runner y periodista.

DeporteProteinasWhey protein
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas