+ Productos Gratis

%

Producto añadido al carrito

Autor: Nazira Docmac

Publicado: 2023-05-02

Seguramente más de alguna vez, en alguna visita al médico, a la nutricionista o incluso si por tu cuenta te pesaste en una farmacia, junto con el detalle de tu peso te entregaron un diagnóstico nutricional basado en tu IMC (índice de masa corporal) y que según la relación de tu peso con tu altura te categorizaba en un rango de normo peso (saludable), bajo peso, sobre peso u obeso.

Bueno, en los últimos años esa medida está quedando cada vez más obsoleta como único parámetro para evaluar salud, esto se debe a que el peso que mide la balanza es un peso total, es decir, no diferencia cuanto de ese peso corresponde a masa grasa, masa magra (libre de grasa), masa ósea, entre otros componentes.

Por lo tanto, para determinar si nuestro peso es o no saludable, deberíamos saber cómo está distribuido ese peso en nuestro organismo. Imaginémonos dos personas del mismo sexo, misma estatura y mismo peso, y que por clasificación de IMC ambas resultaran estar en un peso normal o saludable, sin embargo, en una de ellas su masa grasa se encuentra más alta que el rango recomendado, en este caso esta persona seria lo que se denomina “ flaco falso” ya que, si bien su peso está dentro de un rango saludable, al tener aumentados sus niveles de grasa podría ser candidato a problemas metabólicos, inflamatorios, incluso inmunes. Por lo tanto, es importante saber que no todas las personas con el mismo peso tienen el mismo nivel de salud.

Inconvenientes de una masa grasa elevada

Tener un exceso de grasa visceral, es decir, la grasa que se acumula alrededor de los órganos internos, esta relacionado con el aumento de riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II y algunos tipos de cáncer.

Las personas “flacas gordas” o "fofisanas" podrían tener una falsa sensación de seguridad al creer que porque su peso esta dentro de rangos adecuados están fuera de las probabilidades de desarrollar alguna enfermedad metabólica.

Por otro lado, pensemos en deportistas que tienen sobrepeso u obesidad según el IMC, pero que tienen una buena proporción de masa muscular y una baja proporción de masa grasa. Estas personas pueden tener una mejor salud metabólica y cardiovascular que las personas con un peso normal pero con poca masa muscular y mucha grasa visceral.

Estos ejemplos nos muestran que el peso no es un indicador suficiente para evaluar la salud de una persona, y que hay que considerar otros aspectos como la alimentación, el ejercicio, los hábitos de vida y los antecedentes familiares. Además, hay que recordar que cada persona tiene una genética, un metabolismo y necesidades diferentes, y que no existe un peso ideal universal.

Quemadores de grasa

Los quemadores de grasa son suplementos alimenticios que ayudan a disminuir el porcentaje de grasa corporal y a favorecer la pérdida de peso.

Esto se debe a que son elaborados en base a ingredientes que tienen la capacidad de aumentar el metabolismo, es decir, la transformación de nutrientes en energía. Dicho proceso se conoce como efecto Termogénico.

Otra cualidad es el efecto Lipotrópico que se logra mediante la movilización de grasas desde diferentes sitios, promoviendo su utilización como fuente energética. Ambos efectos actúan en sinergia para contribuir al efecto deseado y es importante acompañar su ingesta con un estilo de vida saludable que combine alimentación balanceada y actividad física regular.

¿Te gustaría comenzar a tomar un quemador de grasa, pero no sabes cuál elegir?

Puedes agendar una asesoría gratuita con alguna de nuestras nutricionistas quienes te guiarán para que encuentres el mejor producto para ti.

Finalmente, te recordamos que lo más importante es buscar un equilibrio entre el peso y la salud, sin caer en extremos ni obsesiones. Para ello, te recomendamos seguir una dieta variada y equilibrada, rica en alimentos naturales y baja en alimentos ultraprocesados, azúcares y grasas saturadas.

También recuerda practicar ejercicios cardiovasculares y de fuerza regularmente. Y por supuesto, cuidar tu salud mental y emocional, aceptando y valorando tu propio cuerpo sin compararte con los demás.

Siempre consulta con un profesional de la salud que pueda orientarte y asesorarte según tu caso particular.

Buscar

    Artículos destacados

  • sistema inmune
    Fortalece tu sistema inmunológico con estos 3 nutrientes este invierno

    Salud

  • Tips para elegir una buena proteína
    Tips para elegir una buena proteína

    Deporte

  • Potencia tu rendimiento deportivo con Omega 3
    Potencia tu rendimiento deportivo con Omega 3

    Omega 3

  • Mejora tu bienestar con vitamina D
    Mejora tu bienestar con vitamina D

    Bienestar

  • Mustela
    Mustela: Bienestar para tu bebé

    Bebe