En qué debo fijarme para comprar un quemador de grasas

Con la llegada cada vez más pronta del verano, muchas personas comienzan con planes para bajar de peso y dentro de las estrategias más utilizadas se encuentran las dietas, cambios de hábitos alimentarios por algunos más saludables, el aumento de la actividad física y el uso de suplementos que ayuden a potenciar este objetivo.

 

Dentro de este último punto encontramos los quemadores de grasa, los cuales son productos que tienen como fin aumentar el gasto calórico a través de la utilización de las grasas acumuladas en nuestro cuerpo. 

Este tipo de productos actúan principalmente en base a dos mecanismos: el efecto termogénico y el efecto lipotrópico.

 

Si nos referimos al efecto termogénico, este se basa en aumentar la producción de calor en nuestro organismo, produciendo así un aumento del metabolismo basal y con ello aumentando el gasto calórico total día.

 

Por otro lado el efecto lipotrópico se refiere a la movilización de grasas desde diferentes partes de nuestro cuerpo para que éstas sean utilizadas y reduciendo así su acumulación en diferentes zonas.

 

Dentro de los compuestos termogénicos encontramos algunos como cafeína, té verde, guaraná, cacao, entre otros, y dentro de los compuestos lipotrópicos podemos encontrar carnitina, metionina, colina, inositol, por mencionar algunos.

¿Cómo elegir un quemador de grasas?

Si nos ponemos a ver todas las opciones disponibles en el mercado, elegir un producto es una tarea, pero uno de los factores determinantes a la hora de tomar una decisión son los hábitos diarios de actividad física y la tolerancia individual a los estimulantes principalmente con la cafeína.

 

Al momento te elegir un quemador de grasas ten en cuenta tus hábitos diarios de ejercicios y tu tolerancia a los estimulantes, como la cafeína.

 

En el caso de personas que no realizan actividad física durante la semana  o presentan una alta sensibilidad a los estimulantes, es mejor utilizar quemadores con efectos lipotrópicos, para así evitar algunos efectos no favorables como mareos, náuseas o taquicardia.

 

Por otro lado, si las personas realizan actividad física de manera regular y presentan una buena tolerancia al consumo de estimulantes es una mejor opción utilizar quemadores con efecto termogénico.

 

Es importante mencionar que es recomendable que al momento de elegir un producto te asesores por profesionales, con el fin de conocer cuál es el más adecuado para tu estilo de vida.

 

¿En qué me debo fijar al momento de comprar un quemador de forma segura?

  • Autorización Sanitaria y compra en lugares establecidos.

Estos productos sí o sí deben contar con la autorización de la Seremi de salud para ser comercializados, ya que es una entidad que asegura que los productos importados desde otros países cumplen con las exigencias  y especificaciones del reglamento sanitario de los alimentos (RSA), lo que nos asegura que el producto es seguro para la salud y no presenta sustancias prohibidas y perjudiciales para nosotros.

 

Si compras productos en lugares establecidos tienes el respaldo al momento de hacer uso de las garantías de calidad, lo que asegura que los productos sean más seguros para el consumo.

 

 Verifica la política de autenticidad garantizada de All Nutrition aquí.

 

  • Etiquetado nutricional y rotulación

Generalmente este tipo de productos son importados desde el extranjero por lo que deben contar con su información nutricional en español disponible para que los consumidores puedan conocer y estar informados de lo que consumen.

 

Es importante también que los productos contengan su información o tabla nutricional, ya que es obligación que cuenten con el detalle de la cantidad de cada componente que se está consumiendo.

 

Por otro lado también es importante que el rótulo contenga la lista de ingredientes, instrucciones de uso y almacenamiento y sus advertencias de consumo. Esto con el fin de mantener informado al consumidor de que está consumiendo y cómo consumirlo.

 

  • Advertencias de consumo

Estos productos al ser consumidos por personas con patologías crónicas, como problemas relacionados con la tiroides, enfermedades cardíacas y enfermedades cardiovasculares, entre otras, deben ser supervisados por su médico tratante, esto debido a que los profesionales de la salud tienen mayores antecedentes sobre el estado y control de cada enfermedad.

 

  • Dosis máxima de consumo

Ten en cuenta que los componentes de este tipo de productos presentan dosis máximas de consumo, es decir, según nuestra legislación actual no pueden exceder estas cantidades, ya que son las óptimas para el consumo humano.

 

Por lo que se debe considerar a la hora de evaluar la calidad de un producto, por ejemplo, L- carnitina, sólo se puede consumir como máximo 2 gramos de este ingrediente al día, si sobrepasa los 2 gramos por porción de consumo está incurriendo en una falta. Lo mismo ocurre con la taurina donde su consumo máximo diario es de 3 gramos.

 

  • Publicidad

La publicidad en este tipo de productos también es un factor importante a la hora de elegir, ya que debemos mencionar que generalmente se les convierte a los ojos del consumidor en una “pastilla mágica” para bajar de peso que no necesita de ningún cambio en nuestros hábitos alimenticios y de actividad física. Pero como ya mencionamos anteriormente estos productos son un complemento a los hábitos saludables recomendados para lograr cumplir con dicho objetivo, por lo que recomendamos que el uso o consumo de estos productos vayan acompañados de hábitos saludables para nuestra salud.


Ahora que ya conoces qué son los quemadores de grasas y en qué debemos fijarnos para elegir el adecuado, esperamos que al momento de tomar la decisión de utilizar algún producto te encuentres más informado al respecto y tu elección sea responsable y consciente.

 

 Conoce nuestro catálogo de quemadores de grasa.
DietaQuemador de grasaQuemadoresQuemadores de grasa
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas