+ Productos Gratis

%

Producto añadido al carrito

Autor: Danahe Barrientos

Publicado: 2024-07-04

Hoy cuando las infecciones respiratorias agudas van en aumento, fortalecer el sistema inmunológico es clave para prevenir las clásicas enfermedades que trae consigo el invierno, ya que este sistema está encargado de proteger nuestro cuerpo frente a agentes infecciosos externos como virus y bacterias. Por lo mismo, en All Nutrition queremos contarte cómo puedes mantener tu sistema inmune fuerte para enfrentar el otoño y la próxima estación. 

¿Qué es el sistema inmune? 

Este sistema de defensa que protege a los organismos de patógenos invasores mediante células específicas encargadas de combatir agentes externos, como virus y bacterias conocidas como células inmunitarias. Las células inmunitarias se pueden dividir en dos categorías principales según sus propiedades y mecanismos de defensa: células del sistema inmunitario innato y del sistema adaptativo. 

Las células del sistema inmunitario innato son la primera línea de defensa celular. Su modo de acción es generalmente rápido, pero con especificidad limitada. En cambio, las células del sistema inmunitario adaptativo tienen un mayor nivel de especificidad, pero su activación es más lenta. Sin embargo, las células del sistema inmunitario adaptativo desarrollan memoria frente a los patógenos después de un primer enfrentamiento por lo que aumenta considerablemente durante un segundo encuentro. 

¿Cómo identificar si el sistema inmune está débil? 

 

Un sistema inmune debilitado puede llevar a enfermarnos sobre todo en estas épocas del año en que las lluvias, la humedad y la poca ventilación en lugares cerrados, ayudan a la propagación de virus y bacterias en el ambiente. Es por esto que a continuación, te dejamos una lista con algunas formas de identificar si el sistema inmune puede estar débil. 

1- Personas que constantemente se enferman. 

2- Se presentan brotes de herpes zoster. 

3- Estar expuesto a un estrés constante. 

4- Mala alimentación. 

5- No realizar ejercicio semanal. 

Todas estas banderas rojas nos pueden estar indicando que presentamos una debilidad de nuestro sistema inmune, por lo que debemos presentar mucha atención a si cumplimos con más de algunos de estos puntos. 

¿Qué tipo de suplementos pueden mejorar el sistema inmune? 

 

Vitamina D 

Esta vitamina liposoluble estimula significativamente la expresión de potentes péptidos antimicrobianos en neutrófilos, monocitos y células epiteliales que recubren el tracto respiratorio, donde protegen a los pulmones contra infecciones respiratorias agudas, por lo que mantener un nivel adecuado en nuestro organismo es fundamental para lograr esta protección. 

Lamentablemente en nuestro país existe una alta prevalencia de deficiencia e insuficiencia de vitamina D tanto en población adulta como infantil. Una buena alternativa para prevenir un déficit es una suplementación preventiva con 400 a 800 UI de vitamina D diariamente pudiendo ser consumida en softgel, cápsulas tabletas o en presentación efervescente. 

Puedes leer más sobre esta vitamina en este artículo de nuestro Blog, haz clic ACÁ. 

Complejo B 

Entre los micronutrientes de mayor interés por sus efectos sobre el sistema inmune, destacan las vitaminas B6, B12,folatos (B9) y biotina (B7). Al usarse como cofactores en diversas reacciones que modulan nuestro sistema inmunitario. 

Este tipo de vitaminas las podemos encontrar en diversos alimentos como alimentos de origen animal principalmente carnes, huevos y pescados. En fuentes vegetales también se pueden encontrar a excepción de la vitamina b12. Por lo que si tu alimentación no es variada o equilibrada podría ser un factor de riesgo de un sistema inmune débil. 

En el caso de la suplementación si no llevas una alimentación adecuada lo más recomendado es consumir un suplemento completo, es decir, un suplemento que aporte todo este mix de vitaminas del tipo B. Esto lo podemos encontrar en los conocidos suplementos llamados “B Complex o complejo B” ya que lo que nos indican es que aportan variedad de vitaminas del tipo B. Generalmente con el consumo de solo 1 cápsula al día puedes evitar la deficiencia de nutrientes de este tipo en tu organismo. 

Zinc 

El Zinc es importante para la proliferación de ciertas células inmunitarias, y en la defensa antioxidante. Contribuyendo así a una mejora de la inmunidad a través de un aumento de las células capaces de fagocitar virus y bacterias patógenas. 

Durante nuestro día debemos consumir entre 8 a 11 mg diarios de este mineral a través de los alimentos, pero en muchos casos es difícil llegar a esa cantidad, por eso los suplementos de zinc se vuelven una estrategia de primera línea para evitar el déficit cuando mejora la alimentación. 

Dentro de la variedad existe de este producto, podemos encontrar suplementos de 10 a 15mg diarios que ayudan a mantener nuestros niveles óptimos y así aportar a un sistema inmune al cien para lograr pasar un mejor invierno. 

Ahora que ya conoces que es el sistema inmune y que tipo de suplementos podemos utilizar para mantener su funcionalidad, ¿Qué estás esperando para prepararte para el invierno?

Buscar

    Artículos destacados

  • sistema inmune
    Fortalece tu sistema inmunológico con estos 3 nutrientes este invierno

    Salud

  • Tips para elegir una buena proteína
    Tips para elegir una buena proteína

    Deporte

  • Potencia tu rendimiento deportivo con Omega 3
    Potencia tu rendimiento deportivo con Omega 3

    Omega 3

  • Mejora tu bienestar con vitamina D
    Mejora tu bienestar con vitamina D

    Bienestar

  • Mustela
    Mustela: Bienestar para tu bebé

    Bebe