Beneficios de las vitaminas en nuestra belleza y salud

La piel es un órgano multifuncional, es el más grande del cuerpo y su apariencia refleja la salud y eficacia de sus estructuras. Al estar en constante contacto con el ambiente externo, la piel está sujeta a más agresiones que la mayoría de nuestros otros órganos, y es donde ocurren los primeros signos visibles del envejecimiento.

 

La piel está compuesta por 2 capas principales:

 

  • Epidermis: más externa, cumple funciones de barrera de la piel y está compuesta predominantemente por células.
  • Dermis: más profunda, proporciona fuerza y elasticidad.

La piel necesita diferentes cuidados, principalmente incorporar dentro de nuestra rutina diaria distintas vitaminas.

 

Las vitaminas son compuestos orgánicos potentes, constituyen parte de los alimentos y son cruciales para el mantenimiento de la vida y la buena salud.

 

Se dividen en dos grupos principales: las vitaminas hidrosolubles que no se almacenan en el cuerpo, por lo que es necesario consumirlas regularmente para evitar carencias o deficiencias en el organismo, en este grupo se encuentra la vitamina C y vitaminas del complejo B, por otra parte, se encuentran las vitaminas liposolubles se almacenan en los tejidos y órganos del cuerpo durante períodos relativamente largos, en este grupo se incluyen la vitamina A, vitamina D, vitamina E y vitamina K.

 

Dentro de las vitaminas ya mencionadas, se van a destacar las que influyen de manera benéfica tanto en la piel como el pelo.

 

  • Vitamina C

También es conocida como ácido ascórbico, posee propiedades ideales de un neutralizante de radicales libres, es decir, de un potente antioxidante, pudiendo neutralizar y eliminar oxidantes, principalmente los contaminantes ambientales.

 

La alta concentración de vitamina C en la piel indica que tiene una serie de funciones biológicas importantes que son relevantes para la salud de la piel, estimula la síntesis de colágeno y ayuda en la protección antioxidante contra el fotodaño y foto envejecimiento inducido por los rayos ultravioletas (UV). 

 

Varios estudios han indicado que los niveles de vitamina C son más bajos en la piel envejecida o fotodañada.

 

Una deficiencia en la vitamina C trae por consecuencia una pérdida de varias funciones importantes en la piel, una cicatrización deficiente de las heridas ya que se encuentra asociada con la formación de colágeno, sangrado subcutáneo debido a la fragilidad y la perdida de la morfología del tejido conectivo.

 

  • Vitamina B7 o Biotina

Forma parte del complejo de vitamina B, también es conocida como Biotina o vitamina H, favorece el crecimiento de los tejidos de rápida reproducción como la piel y el pelo, favoreciendo la elasticidad y protección contra la caída del cabello, activando el metabolismo de las proteínas tanto en la raíz del cuero cabelludo como en las células de las uñas.

 

La deficiencia de biotina incluye erupciones cutáneas (acné), pérdida de cabello y uñas quebradizas, principalmente.

 

  • Vitamina A

Los retinoides comprenden a una serie de sustancias, naturales o sintéticas, derivadas de la vitamina A. El ácido retinoico (tretinoína) es la forma activa de la vitamina A, y resulta ser un componente altamente efectivo en el cuidado de los signos del envejecimiento, como las finas marcas de la cara y manchas.

 

Por unión a sus receptores específicos de ácido retinoico induce la expresión del gen de procolágeno I y III, lo cual deriva en un mayor depósito de fibras de colágeno en la dermis.

 

El retinol es otro derivado de la vitamina A, cada vez más utilizado en cosméticos antienvejecimiento, siendo su principal función regenerar las propiedades de la piel. 

 

  • Vitamina E

Su función principal es actuar como un poderoso antioxidante, es decir, como agente crítico para proteger las células del daño a largo plazo. El mayor impacto que tiene la vitamina E actualmente, es tener un retraso en el envejecimiento, en especial por sus efectos realmente visibles en la piel.

Sustancias como el ácido ascórbico (vitamina C) y la vitamina E, son antioxidantes por excelencia, consiguen aumentar la fotoprotección y entregar una barrera de la propia piel, evitando incluso la aparición temprana de melanomas (manchas en la piel).

BellezaVitamina cVitaminas
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas