¿Por qué el deporte mejora la calidad de vida?

Cuando hablamos de los beneficios del deporte para la calidad de vida, se suele pensar en aspectos físicos como la imagen o la composición corporal, pero realizar actividad física regularmente puede traer importantes cambios desde el ámbito emocional hasta indicadores claves de la salud. 

 

 ¿Sabías que el sedentarismo es uno de los principales enemigos de tu salud?

 

 

Nuestro cuerpo está hecho para moverse y nuestros músculos necesitan estímulo para mantenerse activos y saludables. Por eso realizar actividad física regularmente es un gran aliado a la hora de prevenir enfermedades y de vivir más sanos en todo sentido. 

 

Para llevar una vida no sedentaria lo mínimo es realizar 150 minutos a la semana de actividad física. Pero si quieres realmente aprovechar todos los beneficios que el deporte puede traer a tu salud, debes tratar de realizar actividad cardiovascular y trabajo de fuerza por lo menos 3 veces a la semana, idealmente por no menos de 45 minutos.

 

Entre la actividad física cuenta caminar y subir escaleras, por ejemplo, pero cuando nos referimos a trabajo cardiovascular, hablamos de una actividad planificada que estimule la frecuencia cardíaca como correr, nadar, pedalear, jugar fútbol, etc. Y el trabajo de fuerza es el que estimula directamente tus músculos con pesas o tu peso corporal.


Y, ¿Cuáles son los beneficios que nos trae el deporte?

Como ya dijimos, el deporte nos ayuda no sólo a vernos mejor y más tonificados, si no que mejora nuestra calidad de vida en todo sentido. Cuando nos mantenemos activos no sólo estamos más sanos físicamente también se generan una serie de cambios que nos ayudan a vivir más felices y relajados.

 

Beneficios físicos:

el aporte de la actividad física en nuestra salud corporal es directo, y nos favorece de muchas formas.

  • Mejora en el estado físico en general. Al ejercitarnos estimulamos nuestros músculos que se irán adaptando y estarán más sanos y fuertes. Además, mejora nuestra capacidad aeróbica y aumenta la resistencia al trabajo físico. Como resultado, cada vez vamos pudiendo hacer más y mejor. 
  • Tiene efectos positivos en la salud cardiovascular. El corazón es un músculo, y como tal, su desempeño y salud mejora cuando lo estimulamos. Por eso hacer deporte fortalece el corazón, regula la presión arterial y disminuye el riesgo de enfermedades del sistema circulatorio.
  • Regula la presión arterial.
  • Ayuda a mejorar la densidad ósea, previniendo fracturas  y osteoporosis. Esto es especialmente importante en personas de la tercera edad.
  • Mejora la condición física. Aumenta el equilibrio y la propiocepción, y de esta forma ayuda a prevenir caídas. Y como mejora la flexibilidad, reduce el riesgo de lesionarse.
  • Mejora el nivel de azúcar en la sangre, ayudando a prevenir y controlar la diabetes tipo 2.
  • Mejora la composición corporal, aumentando la masa muscular y disminuyendo la masa grasa.
  • Ayuda a controlar el peso, no sólo porque aumenta el gasto calórico, también mejora la tasa metabólica.
  • Se asocia con menor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, como cáncer mamas  o cáncer de pulmón.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Ayuda a controlar los triglicéridos y el colesterol.

Con todos estos beneficios, no es de extrañar que la realización de actividad física esté directamente relacionada con un aumento en la esperanza de vida y una mejor calidad de vejez.

 

Beneficios para la salud mental:

El deporte nos hace más felices y esto tiene razones científicas. Al ejercitarnos, liberamos endorfinas que son la hormona de la felicidad, por eso cuando hacemos deporte tenemos sensaciones placenteras a pesar del cansancio y las exigencias. Además, está comprobado que estas endorfinas funcionan como analgésico natural. También nos ayuda a la salud mental con otros aportes.

  • Reduce el estrés gracias a la liberación de endorfinas.
  • Mejora la calidad del sueño y regula su ciclo.
  • Ayuda a controlar la ansiedad.
  • Reduce los síntomas de la depresión e incluso podría prevenirla.
  • Mejora la concentración y el estado de alerta.
  • Favorece la interacción social.
  • Ayuda a mejorar el humor.
  • Aumenta la autoestima, ya que al cumplir objetivos y alcanzar logros, nuestra auto percepción se ve mejorada.

Y en términos generales, la práctica deportiva se relaciona con rutinas de entrenamiento y un estilo de vida compatible con su realización. Esto lleva a que indirectamente las personas que practican deporte tengan hábitos más saludables con menor consumo de alcohol, menos tabaquismo, más contacto con la naturaleza y menos adicciones.

 

Ya sabes todo lo que el deporte puede hacer por ti. Si quieres mejorar tu salud y aumentar tu calidad de vida, ¡decídete y empieza a entrenar! Elige un deporte que te guste y te motive para que sea más fácil que mantengas el hábito. Y si ya eres deportista, sigue adelante con tu estilo de vida, es mucho lo que estás ganando.

 

Escrito por: Pepa Canales, trail runner y periodista
DeporteSaludSalud y bienestar
Buscar
Artículos recientes
Etiquetas